21 days

21 Days of Prayer + Fasting

Posted On January 5, 2022 By Peter In

Going into 2021, a lot of us imagined our hearts to be full of faith instead of fear. We imagined that we trusted in prayer more than politics; yet, circumstances always reveal what we actually trust in (eg., money, politics, healthcare, job security, etc.). As Jesus puts it, “Out of the abundance of the heart, the mouth speaks” (Luke 6:45). When 2020 kicked the bucket of our lives, we all spilled what we were actually full of. (And some of us made quite a mess). And in a lot of ways, that mess carried over into 2021 as well. But the good news is this: We don’t need to wait for a crisis to discover what’s inside! Indeed, God gives us a powerful discipline called fasting that can completely change our lives.

Of course, nobody HAS TO fast; but, when you understand what the Bible teaches on fasting, you’ll realize that we “get to” fast.  It’s actually an incredible opportunity.

“Those who fast get healing” (Isa. 58).  Jesus said, “those who fast get power over demonic oppression” (Mk 9).  Again, Isaiah said,  those who fast will live like kings — You’ll “ride on the heights of the land” (Isa. 58);  When Ezra fasted, God gave protection over his kids & possessions.  When Daniel fasted, God gave him understanding (Dan. 9).  When Abraham’s servant fasted, God gave him a woman! (Gen.24) (Some of you men suddenly started taking notes).  When Jesus started his earthly ministry, one of the first things he did was fast. And don’t misunderstand me:  fasting won’t make God love you more. You can’t earn your way into Heaven. However, like the author of Hebrews reminds us: “God is a rewarder of those who diligently seek Him” (Heb. 11:6).

So, why then are people scared to do this discipline? Well, like any discipline, if you do it as an obligation to earn love from God, it will feel oppressive…the exact opposite feeling that God wants you to experience. Don’t get me wrong: fasting is never easy, but it’s a powerful way to discover all of the circumstantial ways we comfort ourselves outside of Christ and His word.

And keep in mind:  fasting doesn’t merely mean abstaining from food.  You can fast almost anything.  In the truest sense, fasting is a process of abstaining from something for the purpose of worship, prayer, and self-discipline.  For example, my wife will often fast sweets, desserts and candy.  Other people fast movies, social media, or even coffee.  (And in 2022, some of you need to seriously fast the news!).

But here’s why: Fasting is one of the few spiritual disciplines that reveals the truest state of our self-denial muscles. And if that sounds scary, consider your alternatives: crisis and moral failure also reveal this.  So, we have a choice: preventative humility vs. humiliation.

So how do I participate?  Well, quite simply, pray about what God would have you fast & simply join in, January 10th through the 30th! Spiritual disciplines like this can actually be quite fun when you’re doing it alongside a big group of people.

But allow me to get practical.  Every year people ask me for tips on fasting.  And for those of you who’ve never fasted before, here are a few tips to make this a fun experience:

(1).  Start out with short fasts (e.g., skip lunch):  Once you understand how it affects your body, slowly extend them to experiment: When I do 24 hour fasts, I start by eating lunch, skipping dinner/breakfast/lunch… and then break it with dinner the next night.  Many people think short fasts like this are harder than extended fasts.  After a few days, hunger pangs tend to subside.

(2).  When you fast, do it with Friends!  It helps to process your experience with other people. It also keeps you encouraged while you fast!

(3).  Give yourself extra margin and rest. When you fast, plan on going to bed early.

(4).  Drink lots of water:  You can’t survive long without water.  I prefer Gatorade (for electrolytes – without them, your body will shut down). And some people drink juice.

(5).  Can fasting be Dangerous? Potentially.  It can also be incredibly healthy too.  It takes about 21 days before starvation symptoms set in; so, don’t worry that you’re going to die after a 24 hour fast. 🙂  If pregnant/nursing/diabetic/etc, get counsel before any extended fast. But don’t let your fears get the best of you. I know hundreds of people who’ve done 40-days of juice only fasting. Obviously, if you’re really worried about sickness, etc., do a fruit & vegetable fast and skip everything else. Lastly, if you have a history of eating disorders, get some advice on how to apply this with the right motives.

(6). When fasting, stay in an Attitude of Worship (Isa. 58).  It sounds obvious but, remember that you’re worshipping God when you do this. So, if all you do is whine the whole time, you’re defeating the whole purpose!  Keep in mind, God responds powerfully when we seek him (Heb.11:6).

(7). Make a fasting Calendar:  I love to have variety when I fast.  So when I map out my 21 days… I almost never do “juice only” for 21 days straight.  Often, I like to mix it up.  For example, I’ll do 4 days of fruits and vegetables only (a.k.a., a Daniel Fast), then a juice only day, then a free day.  For me, I’ve found that this kind of variety helps me stay in a worshipful attitude more.  Having a “free-day” also helps if you have some sort of inescapable hosting situation (like a birthday) where you’re making your guests feel awkward by staring at them while they eat. But experiment for yourself.  Remember, this should be a fun yet challenging experience.

(8).  Ask your family to participate:  My kids have participated almost every year. One of them fasted video-games. Another fasted sweets and their precious iPhone. Use this as an opportunity to share your faith with your own family. Share prayer requests and set fasting goals. There is nothing more exciting than watching your family experience supernatural breakthroughs.

But one thing is for sure– This can be your best year yet, if it’s your best year spiritually.  So don’t miss out.  Let’s do this together!

Ps. Here are some fasting resources that will make it fun:

– First off, I preached a message on fasting at our January 2019 First Wednesday service. You can find that message here.

– If you want to know how to explain fasting to your kids, click here!

– If you want to study the “types of fasts” that many people do, read more here.

– For some Daniel Fast recipes, click here.

– Or if you’re still nervous about how to get started, check this out: How To Get Started on Your Fast

– Other Great churches have more resources too. Here’s a link to even more.

___________________________________________

AHORA DISPONIBLE EN ESPAÑOL

 

21 días de oración + ayuno

 

Al entrar en 2022, muchos de nosotros imaginamos que nuestros corazones estaban llenos de fe en lugar de miedo. Imaginamos que confiábamos en la oración más que en la política; sin embargo, las circunstancias siempre revelan aquello en lo que realmente confiamos (por ejemplo, dinero, política, atención médica, seguridad laboral, etc.). Como dice Jesús, “De la abundancia del corazón habla la boca” (Lucas 6:45). Cuando 2020 pateó el balde de nuestras vidas, todos derramamos lo que en realidad estábamos llenos. (Y algunos de nosotros hicimos un gran lío). Y en muchos sentidos, ese lío también se trasladó a 2021. Pero la buena noticia es esta: ¡no necesitamos esperar a que se produzca una crisis para descubrir qué hay dentro! De hecho, Dios nos da una poderosa disciplina llamada ayuno que puede cambiar por completo nuestras vidas.

Por supuesto, nadie TIENE QUE ayunar; pero, cuando comprenda lo que la Biblia enseña sobre el ayuno, se dará cuenta de que “tenemos el privilegio” de ayunar. De hecho, es una oportunidad increíble.

“Los que ayunan son sanados” (Isa. 58). Jesús dijo, “los que ayunan se apoderan de la opresión demoníaca” (Mc 9). Nuevamente, dijo Isaías, los que ayunan vivirán como reyes: “cabalgarás sobre las alturas de la tierra” (Isa. 58); Cuando Esdras ayunó, Dios protegió a sus hijos y posesiones. Cuando Daniel ayunó, Dios le dio entendimiento (Dan. 9). Cuando el siervo de Abraham ayunó, ¡Dios le dio una mujer! (Génesis 24) (Algunos de ustedes de repente empezaron a tomar notas). Cuando Jesús comenzó su ministerio terrenal, una de las primeras cosas que hizo fue ayunar. Y no me malinterpretes: el ayuno no hará que Dios te ame más. No puedes ganarte el camino al cielo. Sin embargo, como nos recuerda el autor de Hebreos: “Dios es galardonador de los que le buscan” (Heb. 11: 6).

Entonces, ¿por qué la gente tiene miedo de hacer esta disciplina? Bueno, como cualquier disciplina, si lo hace como una obligación para ganarse el amor de Dios, se sentirá opresivo … el sentimiento exactamente opuesto al que Dios quiere que experimente. No me malinterpretes: el ayuno nunca es fácil, pero es una manera poderosa de descubrir todas las formas circunstanciales en las que nos consolamos fuera de Cristo y Su palabra.

Y tenga en cuenta: ayunar no significa simplemente abstenerse de comer. Puedes ayunar casi cualquier cosa. En el sentido más verdadero, el ayuno es un proceso de abstenerse de algo con el propósito de adorar, orar y autodisciplinar. Por ejemplo, mi esposa a menudo ayuna dulces, postres y golosinas. Otras personas hacen películas, redes sociales o incluso café. (¡Y en 2022, algunos de ustedes deben de ayunar seriamente las noticias!).

Pero este es el motivo: el ayuno es una de las pocas disciplinas espirituales que revela el estado más verdadero de nuestros músculos de abnegación. Y si eso suena aterrador, considere sus alternativas: la crisis y el fracaso moral también revelan esto. Entonces, tenemos una opción: humildad preventiva versus humillación.

Entonces, ¿cómo participo? Bueno, simplemente, ore acerca de lo que Dios quiere que ayune y simplemente únase, ¡del 10 al 30 de enero! Las disciplinas espirituales como esta pueden ser bastante divertidas cuando las haces junto a un gran grupo de personas.

Pero permíteme ser práctico. Todos los años la gente me pide consejos sobre el ayuno. Y para aquellos de ustedes que nunca antes han ayunado, aquí hay algunos consejos para hacer de esta una experiencia divertida:

(1). Empiece con ayunos cortos (p. Ej., Omita el almuerzo): una vez que comprenda cómo afecta a su cuerpo, extiéndalos lentamente para experimentar: cuando hago ayunos de 24 horas, empiezo por almorzar, omitir la cena / desayuno / almuerzo … y luego descanso con la cena de la noche siguiente. Mucha gente piensa que los ayunos cortos como este son más difíciles que los ayunos prolongados. Después de unos días, los dolores de hambre tienden a desaparecer.

(2). ¡Cuando ayunes, hazlo con amigos! Ayuda a procesar su experiencia con otras personas. ¡También te mantiene animado mientras ayunas!

(3). Dése un margen adicional y descanse. Cuando ayune, planee irse a la cama temprano.

(4). Beba mucha agua: no puede sobrevivir mucho tiempo sin agua. Prefiero Gatorade (para los electrolitos; sin ellos, su cuerpo se apagará). Y algunas personas beben jugo.

(5). ¿Puede ser peligroso el ayuno? Potencialmente. También puede ser increíblemente saludable. Pasan unos 21 días antes de que aparezcan los síntomas de inanición; por lo tanto, no se preocupe si va a morir después de un ayuno de 24 horas. 🙂 Si está embarazada, amamantando, es diabética, etc., busque asesoramiento antes de cualquier ayuno prolongado. Pero no dejes que tus miedos se apoderen de ti. Conozco a cientos de personas que han hecho 40 días de jugo solo en ayunas. Obviamente, si está realmente preocupado por las enfermedades, etc., haga un ayuno de frutas y verduras y omita todo lo demás. Por último, si tiene antecedentes de trastornos alimentarios, obtenga algunos consejos sobre cómo aplicarlos con los motivos correctos.

(7). Haga un calendario de ayuno: me encanta tener variedad cuando ayuno. Entonces, cuando trazo mis 21 días … casi nunca tomo “jugo solo” durante 21 días seguidos. A menudo, me gusta mezclarlo. Por ejemplo, haré 4 días solo de frutas y verduras (también conocido como un ayuno de Daniel), luego un día solo de jugo, luego un día libre. Para mí, he descubierto que este tipo de variedad me ayuda a mantenerme más en una actitud de adoración. Tener un “día libre” también ayuda si tiene algún tipo de situación de alojamiento ineludible (como un cumpleaños) en la que hace que sus invitados se sientan incómodos al mirarlos mientras comen. Pero experimenta por ti mismo. Recuerde, esta debería ser una experiencia divertida pero desafiante.

(8). Pídale a su familia que participe: Mis hijos han participado casi todos los años. Uno de ellos ayunó con videojuegos. Otro dulces en ayunas y su preciado iPhone. Use esto como una oportunidad para compartir su fe con su propia familia. Comparta peticiones de oración y establezca metas de ayuno. No hay nada más emocionante que ver a su familia experimentar avances sobrenaturales.

 

Pero una cosa es segura: este puede ser su mejor año hasta ahora, si es su mejor año espiritualmente. Así que no te lo pierdas. ¡Hagamos esto juntos!

 

Share This: